Ocio

Los nenúfares vuelven a cubrir el agua del Lago Somido en las Médulas

Los últimos días del mes de junio son perfectos para disfrutar del nenúfar blanco

Publicidad

Es una excursión válida para todas las edades, un camino de apenas 1 km nos lleva desde las inmediaciones de la Iglesia del pueblo de Médulas a un espacio en el que el silencio es casi molesto.  El sendero está señalizado.

Publicidad

El Lago Somido se muestra en estos días de junio doblemente espectacular debido al manto de nenúfar blanco —nymphaea alba— que lo cubre y cuya floración ira a más la próxima semana coincidiendo con la festividad de San Juan. Hace unos años, el cangrejo rojo americano, devoraba las plantas y a punto estuvo de perderse la única zona de la provincia de León donde se pueden admirar estas bellas plantas. Por fortuna la vegetación vuelve a cubrir gran parte del lago.

El origen del lago Somido se debe a la actividad minera romana que cambió los sistemas de drenaje natural del entorno. A consecuencia de ello, se formaron los  lagos y humedales de Las Médulas, cuya fauna y flora son actualmente objeto de protección medioambiental.

A lo largo del recorrido podemos encontrar diferentes elementos que nos transportan a otras épocas, huellas de las labores de lavado, como la acumulación de cantos (murias), se pueden ver canales de evacuación de esteriles y de lavado del conglomerado aurífero. También, el lago Somido fue, durante el periodo de actividad minera, un canal de lavado (agogae en latín).

Al final del recorrido se puede subir al mirador que nos muestra el área de Chaos de Maseiros. Gracias a los sondeos de georradar efectuados por el CSIC se sabe que esta zona era, antes de la explotación minera romana, un valle que, posteriormente, fue colmatado por los estériles provenientes del sector III de la mina. Asimismo, dichos estériles taponaron el paso del arroyo del Balao, formándose, de este modo el lago de Carucedo.

 

La ruta

Esta ruta discurre por caminos de tierra. Se puede realizar a pie o en bicicleta y su recorrido no ofrece dificultad para coches o sillitas de bebé.

El itinerario es lineal y su inicio está señalado junto a la iglesia, ubicada en la calle principal de Las Médulas.

La longitud completa de la ruta es de 1,9 km (ida y vuelta).

El tiempo estimado de recorrido a pie es de 15 a 20’ y en bicicleta de 5 a 7′ (solo ida).

Tipo de ruta: lineal.

Desnivel: 80 m.

Dificultad: baja. 

Datos de la Fundación Las Médulas

PonferradaHoy

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close