Ocio

La ‘Draga Sil’, el barco que recorríó los ríos del Bierzo en busca de oro

PonferradaHoy
draga-duenos
D. Antonio de Miguel, Director gerente y el promotor de la empresa D. Rosendo López con autoridades y empleados.

Corría el 19 del mes de diciembre de 1908, cuando la Compañía Anónima Española de Explotaciones Auriferas ponía en marcha sobre las aguas del Sil a la altura de Toral de los Vados, la ‘Draga sil’, un ingenio de la época, cuyo destino era prospectar, mediante el dragado del fondo y los márgenes del río, un total de mil hectáreas de superficie, Que correspondían a 17 kilómetros de los ríos Sil, Cúa y Burbia, los principales ríos auríferos bercianos.

dragasilabc2
La Draga Sil surcando el río Sil en Toral de los Vados

El ingenio tenía grandes dimensiones: 29 metros de largo, desplazaba 200 toneladas y desarrollaba 90 Cv para navegar y también para sacar unos 100 metros cúbicos por hora mediante un sistema de cucharas. Hay que tener en cuenta que en 1908, los ríos no estaban regulados por compuertas ni pantanos, por lo que el caudal en épocas invernales era lo suficientemente alto para permitir la navegación a la máquina, mientras que en los meses estivales, La ‘Draga’ se paraba ocasionalmente

El artilugio, de fabricación holandesa, separaba las piedras de mayor tamaño apilándolas en los márgenes del río y almacenando el material de menor grosor, donde se podía encontrar el oro, para su posterior análisis y búsqueda de  ‘pepitas’ del preciado mineral.draga-abc

 

Al acto de inauguración acudieron las autoridades de la época: Gobernador y secretario de la Diputación de León, alcalde de Ponferrada,  autoridades civiles y eclesiásticas de Carracedelo, Villadecanes, Villadepalos y Toral de los Vados.

No existen demasiadas referencias sobre el éxito de la empresa, si bien es cierto que en el acto de inauguración se mostró a los asistentes un lingote de oro realizado in situ, con oro extraído del fondo de los ríos de la comarca.

dragasil2Contaban aquellos que vieron el artilugio en funcionamiento que el ruido que generaba al trabajar, se escuchaba en varios kilómetros a la redonda y que una crecida se llevó a la Draga a la deriva, quedando inservible.

Sin duda este fue otro de los episodios de fiebre por las extracciones de minerales en nuestra comarca que desde la estancia de los romanos, se ha repetido en múltiples ocasiones, Wolfram, hierro, carbón etc.

Existe una ruta documentada que puedes consultar aquí para conocer la zona de Villadepalos por donde la Draga Sil dejó su rastro de cantos rodados en los márgenes del río.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close